Historia

La Pócima de Rapunzel comenzó como un remedio, de los miles que mi mamá me ha dado. Esta vez el tema era el postparto. Mi bebe tenía 5 meses y se me caía el pelo a puños. Volé a Gudalajara a pasar navidad y mi mamá me dio mi shampoo ya preparado con ¨la pócima¨. Regrese a Cancún y a los 3 meses exactos se me acabo. Para entonces la cantidad de pelo que se me caía era mínima, menos de lo que regularmente se me caía.

Llame a mi mamá para que me diera la receta y ella fue muy clara ¨no se la digas a nadie, véndelo¨ Y así fue como comenzó todo.

Comencé anunciando ¨la pócima¨ en un chat de negocios que habían creado en el residencial donde vivo, en ese momento se vendía ¨La pócima de Rapunzel ¨en botes de cristal, en Gerber®

Procurando reciclar y ser un ¨changarro¨ socialmente responsable.

Pronto el reciclaje ya no se daba abasto para surtir la demanda de ¨la pócima de Rapunzel¨ y también teníamos problemas de logística cuando hacíamos envios. Tuvimos que cambiar a una botella de plástico. Y así comenzamos a viajar.

Finalmente encontramos una botella que protegiera ¨la pócima de rapunzel¨por que en estos tiempo ya hasta las botellas se deben cubrir del sol.

Cambiamos a la botella negra de pet y 100% reciclable.

Continuamos creciendo y obtuvimos nuestro registro de marca y con este una nueva imagen.

Nuestra empresa ahora está conformada 95% por mujeres mexicanas, trabajadoras y emprendedoras. Buscamos los insumos de la más alta calidad y buscando siempre ofrecer lo mejor, ahora cultivamos las sabila y el romero.

× ¿Cómo puedo ayudarte?